Como, la gente de Pedernales ha reaccionado ante a las investigaciones de su Diputado, por Organismos antidrogas

En Pedernales a la hora de dar una bola a un amigo, todos somos desconfiados

POR: ALEJANDRO SANTANA

Sorprendidos, con  hermetismo, preocupación y opiniones encontradas la gente de la costera Provincia de Pedernales han recibido las investigaciones a que está sometido su Diputado.

 

La prensa Nacional, ha difundido la noticia de que el señor Diputado de Pedernales,  Héctor Darío Félix Félix ,Pirrin, está siendo acusado de proteger o conducir en su vehículo a un sospechoso de narcotráfico.

Oficialmente no se ha dicho que su vehículo y celular están incautados, pero amigos que han tratado de comunicarse con él se han dado cuenta.

El Diputado por la protección parlamentaria de que disfruta, no fue apresado, pero lo acusan de estar en compañía de un sospechoso de narcotráfico que sería apresado para ser investigado, lo que se hizo cuando fue sorprendido en el vehículo del Diputado de Pedernales.

 

Las opiniones en cuanto al apresamiento de este son encontradas en su Provincia, son muchos  los que apostan a su inocencia, otro aseguran que detrás de   las sospechas  en su contra, hay manos de políticos que pretenden hacerle daño.

Otros opinan que hasta donde conocen al Diputado, es un ciudadano correcto que se conduce con  ciertos cuidados aunque tiene muchos amigos y se le está investigando por estar acompañado de un amigo que era perseguido.

Entienden que lo pueden investigar, pero no podrán fabricarle acusación alguna debido a que  entienden que este no está ligado a ninguna red sospechosa de manejar asuntos de drogas.

En Pedernales, policías, periodistas, abogados y otros ciudadanos se cuidan y no suelen dar bolas a la hora de viajar a personas que no les merezcan confianza debido a que esa zona es muy bombardeada por sustancias prohibidas proveniente de Centra América.

Aquí todos nos cuidamos, me dijo un amigo periodista consultado, sobre el comportamiento del Diputado, cuando vamos a viajar y tenemos que dar bola a alguien si no nos permiten revisar sus pertenecías, sencillamente no lo llevamos porque el que  menos uno se cree está en eso

Alejandro Santana

Read Previous

Que Dios me cuide de infundios, acusaciones alegres y mujeres despechadas

Read Next

En el hospital Jaime Mota, las denuncias por malos servicios siempre estarán a la orden del día.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: