¡Nos están robando nuestros derechos                            fundamentales!

 

POR: ALEJANDRO SANTANA

 

 

 

A como van marchando los acontecimientos Nacionales, siento que estamos perdiendo algo fundamental, consagrado, en la declaración de derechos Internacionales y en nuestra Constitución.

Las redes sociales,  nos dicen, cada minuto, hora  y día que conquistas fundamentales nos las están arrebatando paulatinamente, nos están violando constantemente nuestros derechos fundamentales.

Y han venido ocurriendo en medidas y acciones  que se toman para salvar una situación calamitosa que a todos nos afecta: El toque de queda, una prerrogativa Constitucional que toman nuestras autoridades, para evitar que el Covid 19, se siga extendiendo, pero que se aplica  arbitrariamente, violentando derechos fundamentales.

Las redes Sociales que se han convertido en el termómetro que marca la marcha de cómo vamos como Nación, como País, en la aplicación de leyes fundamentales que garantizan derechos.

Derechos que  están siendo violentados por autoridades que se suponen están ahí para garantizarlos, pero que usan métodos  ¡salvajes! Para aplicarlos.

A como vemos en las redes, a nuestros policías se les manda a corrales a organizar el ganado, no la actuación de seres humanos cuyas actividades  están protegidas y garantizadas por Derechos y leyes fundamentales.

A diario se ve en las redes la forma abusiva en que  nuestras autoridades, si es que se le puede dar ese calificativo), irrumpen en lugares, privados, supuestamente a corregir situaciones, como reuniones privadas, familiares dando golpes a indefensos ciudadanos aun en presencia de menores y todos sus derechos son vejados, por quienes se supone deben garantizarlos.

Se golpea, se lanza al suelo, se insulta a cualquier persona bajo el pretexto de que su actuación es salvadora, para evitar la propagación del Covid 19, que se ha convertido en el motivo para violentar derechos fundamentales, como la intimidad del hogar.

Estamos retrocediendo a las mismas violaciones que se cometían el en año de 1965, cuando el pueblo se levantó para reclamar sus derechos fundamentales que no se llegaron a resarcir, debido a negociaciones que pusieron fin a esa emancipación ciudadana, pero  que dejaron una enseñanza de que no se puede volver a negociar, sino a definir todo y dejar en claro que las libertades, los derechos es algo fundamental para la buena convivencia.

No quisiera ser ave de mal agüero, pero a como vemos que marchan los actos de abusos y violaciones de nuestras autoridades contra el pueblo, no podemos sacar otra conclusión  que no sea la necesidad de volver a abril del 1965 y no parar hasta que todo esté definido.

Se impone que eduquemos a guardias y policías para que aprendan a lidiar con los ciudadanos y sus derechos fundamentales, aun en los peores momentos de nuestra  realidad. No se puede seguir  dando palos en la cabeza para curar su dolor.

Alejandro Santana

Read Previous

Periodismo, lambonismo, adulación

Read Next

Policías, están cultivando una  revuelta popular

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: