PARECE QUE HAY QUE EDUCAR A POLICÍAS Y MILITARES

 

Por: Alejandro SANTANA

 

En los últimos días hemos sido testigos, a través de las redes sociales de los enfrentamientos entre policías y militares, policías encargados del tránsito en nuestras calles, pero no todo queda ahí, hasta muertes de altos militares de mano de patrulla policiales…Estamos hablando de indisciplinas y excesos.

Hasta hace muy poco tiempo, observábamos  la manifestación de disciplina, entre nuestros hombres de uniformes, era muy bonito ver como policías y militares de rangos inferiores, saludaban a los de más altos rangos y como estos respondían el saludo recibido.

Todo ha cambiado, desde que la actividad política ha llegado a los cuarteles, ya hay corrientes políticas dentro de los cuarteles, ya hay rivalidad, hay supremacía y no de rangos, es más poderoso el que está pegado con el gobierno de turno.

Podríamos decir que nuestros policías y guardias Vivian más felices cuando solo tenían que observar las leyes internas de esas instituciones y ser conscientes de que la disciplina en todo momento debe ser el norte de sus actuaciones.

Ya hoy es diferente, tiene más valor el pertenecer a un sector político de poder y eso que indiscutiblemente está generando muchos choques entre nuestros hombres de uniformes, confrontaciones que se convierten en falta de respeto que a su vez trasciende a la población civil, que termina  irrespetando también.

INTERVENCION DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

Se hace necesario que el Presidente de la Republica como jefe supremo de esas Instituciones militares actué rápidamente para que la disciplina retorne nueva vez a los cuarteles.

Entiendo que se debe hacer una reunión entre los titulares de esas Instituciones para hacerles saber que están en la obligación de arengar a sus subalternos y hacerles saber que son proclives de sanciones en la medida en que manifiesten actos de indisciplinas que trasciendan.

Nuestras Instituciones uniformadas en el pasado fueron  manifestaciones de disciplinas y buen comportamiento y debemos propiciar a que eso retorne entre nuestros militares y policías a todos los niveles.

Alejandro Santana

Read Previous

DOS NAVIDADES FUERA DE SU VIVIENDA POR CULPA DE OBRAS PÚBLICAS

Read Next

Sadoki Duarte, el calumniado, o la víctima de una conjura

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: