Una ofensa, una disculpa, todo está bien, pero quien asegura que esto no se repetirá nueva vez

Al amigo que me llamo, tranquilo que el político ,ni agradece ni guarda rencor, por lo menos en nuestro país

 

POR: ALEJANDRO SANTANA

 

En las visitas de los presidentes a cualquier  Provincia del país, ocurren atropellos, ocurrió en el pasado reciente con pasados Presidentes, ocurrió ahora en el de Luis Abinader en Barahona.

Muchos ciudadanos de los que estaban en primera fila, en las pasadas elecciones, muchos activistas de los que estuvieron en las calles dejando las suelas de sus zapatos, para hacer a Luis, Presidente, fueron humillados, ahí están los videos.

Yo no voy a los actos de los Presidentes y lo decidí en la Provincia de Duverge un domingo en una inauguración, cuando Alina Mieses, foto reportera del periódico Hoy, en el mandato de Danilo Medina, trato de tomar una foto distinta a las que tenia del mandatario, cruzo la línea de seguridad y si ella no hubiera sido una periodista aguerrida, se la hubiera comido una mujer de la seguridad del Presidente.

Luis Abinader, el hoy Presidente, tiene en Barahona a muchos amigos surgidos desde hace años, cuando nos visitaba como candidato y sostenía reuniones abiertas y conversaciones de tú a tú con ciudadanos, entre ellos los periodistas locales, pero hoy es diferente, ya es el Presidente, ya no es lo mismo, altos militares son los dueños de su agenda y atropellan  a cualquiera.

Refiero esto porque me llamo un amigo, de esos profesionales que siempre estuvieron identificados con Luis el hoy Presidente y entendieron que como el amigo venia ellos debían estar ahí como ocurría antes, se les olvido que una es ser candidato y otra el señor Presidente  de todos.

Los videos, están ahí hablan por sí solos, hubo atropellos, hasta el señor Síndico Municipal, Milton Fernández, su espesa y otros dirigentes del PRM, fueron atropellados, por un militar que antes de Luis ser Presidente, era su enemigo, hoy un enemigo que cuida la seguridad del Mandatario y los aparta de sus viejos  amigos! Como cambian las cosas!.

Así como el profesional  amigo se sintió indignado porque de forma poco cortés le impidieron ver al amigo, así se sintieron  muchos otros del entorno muy íntimo del Señor Presidente, porque se les olvido que ya no es el candidato que hasta cargaba muchachitos con la nariz llena de mocos y hasta tomaba café en tasas sin asas.

Hace ya un tiempo que  deje de ir a las inauguraciones a primeros palazos y picazos y hasta me he alejado de amigos de siempre que ya hoy son Senadores, Diputados, Ministros, Directores, Porque  he entendido que solo nos usan y ya.

Alejandro Santana

Read Previous

¿Qué pasa cuando no se investigan los hechos?

Read Next

¿Qué pasara con la presa de Monte Grande?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: