Los dominicanos  vivimos una crisis moral más que      Económica

Articulo de opinión

 

Por: ALEJANDRO SANTANA

Indiscutiblemente, el país es como una gran familia y como tal, las bonanzas, y las crisis debemos enfrentarlas en conjunto, no se le puede pedir al más pequeño, sacrificarse para,  salir de ella, el padre da el ejemplo para que todos lo sigan.

Recientemente, el Señor, Presidente de la República, anuncio al país que renunciaba a sus gastos de representación, que su salario durante estos cuatro años los donaría a Instituciones que realicen  acciones sociales, muchos lo vimos como un desprendimiento sincero, pero la reacciones no se hicieron esperar.

Claro que todos esperábamos que el  anuncio fuera otro, que se apresara a funcionarios que se han robado dinero del erario público, que se le incautara, lo robado, que no era tan difícil identificar a los ladrones.

Todos, olvidamos que vivimos en una democracia con grandes defectos, donde lo inmoral prima y que las buenas acciones aunque favorezcan al país deben seguir un curso legal a ver si se consiguen resultados satisfactorios, por el hecho de que nos afecta más la crisis moral que la económica.

Sin proponérselo, el Señor, Presidente, dio a entender que no es ambicioso, con su accionar mando un mensaje muy claro de que todos debemos frente a esta crisis económica sacrificarnos, cosa que no ha hecho el funcionario de la EDESUR que se aumentó el salario, y que pudiera ser destituido.

Luis Abinader, se perfila como un político diferente, que no tiene las grandes ambiciones que  han tenido otros que han llegado al poder en chancletas y hoy son grandes potentados y que se creen señores intocables.

Antes que criticar acciones nobles, debemos unificarnos a ver si se consigue el consenso necesario para forzar a la justicia que a cumplir su papel sin actuar con  favoritismo en beneficios de algunos y en perjuicio del país, tenemos leyes que solo deben ser aplicadas.

Y debemos estar ¡ojo avizor ¡para estar pendientes de los actos de corrupción que cometan los nuevos funcionarios del cambio, a quienes no solo se les debe destituir, sino enviarlos a prisión, por haber venido a actuar con doble moral profundizando más la crisis.

Alejandro Santana

Read Previous

Read Next

¿Qué pasa cuando no se investigan los hechos?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: