Leyendo a Johnson Michel Barón me recuerda al hombre de la etiqueta

 

POR: ALEJANDRO SANTANA

 

La delincuencia campea por estas calles de Dios, uno lo sabe, hasta lo ha vivido y de repente le vienen, muchos recuerdos, sobre situaciones, narradas de manera novelescas que retratan realidades.

Lo que narra este amigo, residente en Villa Central y aunque muchos lo quieran satanizar, es la realidad que vivimos en cada sector de la ciudad, ante la indiferencia de nuestras autoridades.

Hay que verse frente al cañón de un arma de fuego manejada por delincuentes, alucinados por haber consumido alguna sustancia de esas que los colocan en alguna escena de esas películas o novelas de acción ligadas al bajo mundo.

Recuerdo capítulos de una novela, titulada Por Estas Calles, de origen Venezolana, donde un jefe de policía ante la indignación  de ver como delincuentes, salían fácilmente de las cárceles luego de ser apresados.

Este policía, se dedicó a matarlos, pero antes de hacerlo lo hacía colocándoles, una etiqueta en el dedo gordo del pie derecho, que decía por delincuente.

Sé que tenemos leyes para controlar  ilícitos, que hay agentes de policías para hacerlas cumplir, pero hasta donde estos agentes de la ley lo hacen.

Son los descuidos y la falta de aplicación de la ley que da al ciudadano la impotencia, que los hace desear que haya un hombre de la etiqueta.

Barahona, no es una mega ciudad, relativamente es pequeña, los agentes del orden mayormente son de aquí y de una manera u otra conocen el ciego durmiendo y al cojo sentado, entonces porque nuestros ciudadanos se quejan de situaciones que si hay voluntad es controlada

Alejandro Santana

Read Previous

Nuestra cobardía nos hace responsables de las violaciones a la ley

Read Next

Los dominicanos  vivimos una crisis moral más que      Económica

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: