Suelo tener preguntas, «tontas, en ocasiones inocentes»

COMO LECTURA DEL DOMINGO: El robo fue real, he desvirtuado  el nombre del lugar.,la suma robada, y no uso nombre del supuesto, porque si este no se llevo lo dicho, alguien robo antes, o al descubrirse el robo ,la suma grande fue escondida…Y me surge una pregunta tonta,?SI la madre del joven es las que apoyan, y decide pagar el robo, cuánto debe pagar.los 200.2,23.85, o los 2,2 38…


POR:-ALEJANDRO SANTANA

Recientemente leí que se había producido un robo, en un establecimiento comercial.
El dueño afectado por el robo, lo denuncia argumentando que se habían llevado del lugar unos 200223.85, en efectivo, y un efecto de mucho valor por la importancia que representaba para su dueño,(un celular, donde guardaba informaciones valiosas.

La denuncia describía que, el, o los ladrones para entrar al establecimiento habían forzado una puerta enrollable, no se dijo si el lugar tenia cámaras de vigilancia, como es la norma actual…

La policía ,sale, hace su trabajo y justamente una semana después,presentan al sospechoso del «hecho»Dice la Institución que, Investigado verbalmente admitió que cometió el robo, pero que no se llevo la suma que el dueño del establecimiento dice .(La policía tiene aún otros métodos de investigación).

!sólo me lleve 2238, sin los centavos, aunque si el celular!, asegura el apresado investigado verbalmente!, siempre de acuerdo a la policía.

Mi pregunta tonta, o tal vez inocente, si realmente había en el establecimiento la suma que el dueño dice.Quién se llevó los doscientos mil…

En caso de que el dueño haya dicho la verdad sobre la suma sustraída.?Quien se llevo lo faltante¿ El dueño o algún empleado¿,bueno ahí es donde la policía debe demostrar que entre sus elementos investigativos, tiene policías científicos.

Las falsedades vuelan, mientras las verdades se arrastran tras ellas, de suerte que cuando los hombres se desengañan lo hacen un cuarto de hora tarde”, o una semana, o un mes, o un lustro, o cinco…, depende de la falsedad, porque hay “mentiras de horas, de días, de años y de siglos”.

No es que yo tenga nada de científico, es que suelo hacer preguntas tontas, en ocasiones inocentes, como aquella que hace ya muchos años le hice a mi difunta madre.

? Mamá, y a quien es que viene Pedro y !Jalla!, me miró de frente y me dijo, viéndome a la cara,A un pendejo como tú. Abrí la boca y los ojos, y exclamé,!Ah!.

No se si me vio inocente o tonto, han pasado mas de 50 años, no he logrado entender, aunque he leído que cuando los hombres se desengañan, lo hace un cuarto de hora tarde, o una semana, o un mes, o un lustro, o cinco, y no se, porque hay mentiras de horas, de días, de año y hasta de siglos.

Alejandro Santana

Read Previous

Candidatura de Paciori, a la regiduria recibe amplio apoyo

Read Next

ABUSADORES MALDITOS»Me dejaron ciega» a golpes, dice indígena panameña que sobrevivió a masacre de secta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: