!Yo no estoy de acuerdo con esa alianza!

!Yo no estoy de acuerdo con esa alianza!

OPINIÓN…COMO LECTURA DEL DOMINGO:

POR: ALEJANDRO SANTANA
En estos meses escucharemos hasta el cansancio ,si se quiere ,esta frase reiteradamente, y de quienes más se escuchará es de los miembros de los partidos que no tienen nivel diligenciar.

Siempre he sostenido que los políticos de abajo suelen ser más honestos que los que están en las direcciones de los partidlos políticos.


El político de abajo, el de militancia en las bases es capaz de matar si es necesario a cualquiera que desde otro partido le pidiera que abandone su militancia para asumir la de otros partidos contrarios en ideas.

Así ha sido siempre desde que tengo uso de razón, por ejemplo los militantes del PRD, eran enfermos en su organización y cuando militantes del PRSC le ofrecían cambiarse a cambio de dinero o posición, reaccionaban muy molestos y dispuestos a batirse con el que le venia con la oferta.

Y de esa misma manera ocurría con los reformistas balagueristas, porque era una militancia de corazón,la que defendían hasta con ofensas agresivas.

Así eran los militantes de antes, aunque aún quedan algunos militantes con ese tipo de «enfermedad», militancia conscientes.

Porque aún hoy escucho a militantes de los partidos gritar a puro pulmón que no están de acuerdo con algunas de las alianzas que se están orquestando.

Pero de qué sirve esa postura, si desde las altas instancias de los partidos ya la esencia es hacer alianzas con la finalidad de alcanzar cosas que les beneficie arriba sin importar lo que puedan forzar abajo.

Me explico, una sindicatura, regiduria y hasta Diputación, es sacrificada para lograr alianza en las alturas porque al fin lo que interesa es alcanzar la Presidencia de la República, luego esos descontentos creados son resueltos con nombramientos y decretos.

Ya la importancia de la militancia está centrada en cuántos son en tal demarcación para negociar en torno a una cantidad de votos.

Ya no interesa si un ciudadano de cualquier demarcación tenga los méritos para representar a un partido en tal o cual puesto elegible, lo necesario y beneficioso es la alianza que se hacen arriba.

Los partidos, los políticos ya no son instituciones destinadas a asumir el poder para servir al pueblo ahora es para servirse del poder y en la medida en que sigamos en ese derrotero, los valores no tendrán importancia porque el objetivo es ganar para mandar, no para gobernar.

Así, que amigos miembros de un partido en las bases acoplece a la nueva ola, entienda que usted es importante como cifra, como número para negociar, sus aspiraciones en las diferentes demarcaciones no son tan imprescindibles y sus quejas y disgustos los resolveremos cuando estemos en el poder, le conseguiremos un nombramiento donde cambie de estatus económico, porque ya el servir al pueblo es cosas de tontos, procure que su partido llegue al poder, para que no siga siendo un simple maestro, sino el sabio que descubrió el milagro de duplicar sus teneres..

Alejandro Santana

Read Previous

Una peligrosa indiferencia

Read Next

Chantaje o solidaridad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: