¿Por qué los dominicanos no confiamos en la policía¿

¿Por qué los dominicanos no confiamos en la policía¿

POR: ALEJANDRO SANTANA

barahonahoy@outlook.es

Es lamentable, pero es la realidad, los ciudadanos no confiamos en nuestra policía, Institución que fue creada para velar por la seguridad de todos nosotros.

Razones hay de sobra para justificar esa desconfianza que arrastra a todos los policías aunque  sin lugar a dudas de que en la Institución hay agentes que son honorables.

Pero es que las tantas veces que han quedado al descubierto las malas acciones de agentes nos ha hecho reaccionar desconfiados frente a un policía.

Las estadísticas registran que en cada diez atracos, robos, extorciones y chantaje hay un agente de la Institución involucrado,(esto para ser conservador), porque los caso son más.

Pero lo peor de todo eso es que en todas las demarcaciones donde existe una dirección Provincial, Regional o Municipal y sus incumbente no investigan las denuncias de malas acciones de los agentes bajo su mando.

En Barahona, por ejemplo son muchas las veces que ciudadanos han denunciado que  en los distintos departamentos policiales de esta Dirección Sur, se extorsiona, se manejan  situaciones que favorecen a delincuentes  en perjuicio de ciudadanos honestos que han sido afectados con robos, atracos y violaciones de diferentes géneros, pero no  pasa nada.

El asunto es tal que hasta agentes policiales que están en las calles combatiendo la delincuencia han reaccionado impotentes con las malas acciones de sus superiores inmediatos  que ponen  libertad por dinero a reconocidos delincuentes que son buscados por denuncias.

Una de las maniobras que causan irritaciones en el seno de la ciudadanía es el hecho de que se montan operativos en horas de la madrugada, se allana a personas supuestamente por denuncia de posesión de armas de fuego que nunca aparecen, pero igual se detiene a alguien de la casa generalmente a un joven.

Esos allanamientos generalmente ocurren en horas de las 5: 30 o seis de la mañana, en compañía de un Fiscal adjunto que casi nunca está  al corriente de lo que se busca, pero igual esta figura judicial legaliza el apresamiento de ‘’inocentes ´´.

Pero a las siete de la mañana lo mas tardar a la casa que fue objeto de un allanamiento acude un emisario a comunicar mayormente a la madre del detenido que su familiar  tiene asuntos graves en otra demarcación que mayormente es Pedernales o Jimaní  donde hay cárceles muy inseguras y peligrosas.

A estas se les recomienda buscar sobre los quince mil pesos para que su pariente no sea enviado a esas demarcaciones donde estaría en peligro de muerte.

Frente a las madres eso funciona, salen a empeñar o hacer cualquier lio con la finalidad de librar a su vástago de ese peligro que le espera si lo trasladan a esos lugares.

Eso se ha denunciado y se ha insinuado que en ese tipo de mafia hay ayudantes fiscales involucrados debido a que cuando se está diligenciando la libertad del apresado sin haberle encontrado nada, el fiscal o el policía encargado  del servicio del día  nunca se juntan para disponer la libertad de este pura y simple.

La jugada sobre este caso es que a insistencia de los familiares  de los detenidos en los allanamientos de las madrugadas, cuando no hay dinero rápidamente, desaparece el fiscal o el policía nunca están los dos para disponer la libertad pura y simple del apresado de manera irregular.

La policía en estos casos alega que son para investigación ,pero no se les investiga sobre nada simplemente se les acusa y si no hay dinero o algún padrino que haga diligencia, la suerte de este es incierta.

Pero no pasa nada, se denuncia y el Jefe inmediato de esos agentes al parecer no se entera o simplemente es parte de la mafia policial que ha generado desconfianza en el seno de la población.

La policía y la Fiscalía siempre que se hacen estas denuncias se molestan y hasta insultan o amenazan a los parientes de los detenidos y por más que se grite no hay investigación.

Son muchas las denuncias, salidas desde diversas fuentes y la más reciente y sonada es la del Comunicador del Sur, Leonardo Plata Medina, un comunicador que está en todas partes investigando y difundiendo  esas mafias a las cuales los jefes policiales designados en esta Dirección Regional Sur ni caso le prestan.

Muchos ciudadanos han sido objeto de atracos, robos y despojo de objeto y dinero  y han decidido dejar el caso sin denunciar porque  no reciben la debida atención de los organismos correspondientes por lo que se sobre entiende el por qué es la desconfianza de los ciudadanos frente a nuestros policías y fiscales.

Frente a todo este rosario de desconfianzas corresponde a la jefatura local de la policía  y la Procuraduría Fiscal de esta demarcación están en el deber de realizar las indagatorias de lugar convocando a sus despachos a muchas madres brahoneras que están dispuestas a hablar porque han sido objeto de despojo de dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *