Las algas marinas y los barahoneros

Las algas marinas y los barahoneros

POR: ALEJANDRO SANTANA

No hablaré de las algas en si porque ya es una plaga que amenaza con invadirnos cada año desde finales de abril, todo mayo, junio y julio y es posible que hasta se extiendan más allá.

Hablaré de la falta de unidad entre nosotros, del protagonismo de algunos y de las malas intenciones de muchos que quisieran que no se fueran o nunca dejaran de llegar  para tener un motivo para seguir satanizando a funcionarios.

El día en que se puso en funcionamiento el programa de recogida de esas algas marinas, fueron muchos los que posaron para las fotos y estuvieron dispuestos a colaborar para  librarnos de lo que   se puede considerar  una plaga.

Ese día no estuve en el lugar, pero en el programa interactivo donde laboro Acción de la Tarde por Empresas Radiofónicas, junto a otros colegas se destacó el interés de trabajar de algunos de los que aparecieron en las fotos.

Al otro día fui al lugar,  playa Casita Blanca y parque litoral María Montéz, solo había  un tractor, el del Ayuntamiento, algunos empleados, un representante de Obras Publicas y el Director Regional de Turismo y una comunitaria  del barrio la Hortaliza.

Cundo llegue había un bloguero de esos que entienden que  el que hace comunicación tiene patente de Corsos y que eso le da calidad para estar llamando ladrones a todos los funcionarios locales, sin el mayor respeto desconociendo que él tiene ventanas  de cristal.

Bueno debo decirles que ese señor bloguero trapeó con todos y hasta con los periodistas que son sus enemigos jurado de acuerdo a como él los ve los destaca y los pinta.

Es de esos personajes que vivieron fuera, que han regresado que entienden que con los años de ausencia borraron su historia y que pueden hasta venir a dar lecciones de moral a los demás.

Igual que él hay  otros que aún residen en el exterior y que a todos quieren enlodar y tildar de lo que a ellos les viene en ganas, pero que de manera positiva no aportan ni ideas loables para que desarrollemos.

La Algas marinas venidas a nuestro litoral han puesto al descubierto que no tenemos unidad que solo tenemos  la intención de desacreditar y tildar de ladrones a todos los funcionarios electos y designados, también a periodistas que hacen su trabajo con honestidad.

A veces se les olvida que igual que muchos de los que estamos de este lado comimos  en el mismo plato y que somos hijos de una Provincia que los funcionarios de la capital han entendido que está muy lejos y que no se nos puede hacer mucho caso.

Aunque debo destacar que otros, muy pocos se manejan con respeto a la hora de referirse a nosotros y hasta puedo dar nombres de algunos de ellos.

Destaco todo esto con la finalidad  de ver si se logra el despertar y logramos una mancomunidad  que junto luche a favor de Barahona, de su desarrollo, que se asuma un compromiso en torno a las mejores causas a fin de que se nos preste el debido respeto desde las Instancia de poder donde se toman las decisiones.

Porque como vamos, funcionarios divididos, legisladores distanciados unos de otros, periodistas que creen que tienen el derecho a ensuciar la dignidad de los demás , así no se puede seguir, es necesario que todos incluyendo a ciudadanos que están aquí y los que viven en el exterior es que vamos a salir adelante.

De lo contrario nos seguirán tomando como los gallos locos del patio que si nos hacen una letrica, en momentos en que ya no se usan debemos aplaudirla.

Porque al decir verdad se nos han construido varios acueductos sin la debida calidad, se nos han asfaltado las calles sin  sistema de alcantarillas ni cloacal, tampoco tuberías para el agua potable, también una avenida que le han querido llamar la de la salud  ignorando lo que estaba proyectado a construirse en ese lugar de acuerdo a nuestro nuevo ordenamiento territorial.

No tenemos mercado adaptado al nuevo ordenamiento, carecemos de un buen matadero, no tenemos planta de tratamiento de aguas residuales, aún tenemos a personas residiendo como animales en barrancones, pero no nos unimos, seguimos buscando culpables.

Luchamos por desarrabalizar  nuestro puerto, lo logramos y  sin ton ni son nos lo arrabalizaron de nuevo y ni cuenta nos dimos por estar divididos enfrascados en nuestra propia destrucción.

Con las algas marinas, seguimos dando palos a ciega y no consultamos a expertos locales porque no son del partido que está en el poder.

Iniciamos un operativo alocado sin equipos adecuados que en primer lugar no han sido diseñados para trabajar en agua salada ni para esos menesteres.

Perdemos el tiempo a sabiendas de que de esa manera no llegaremos a final feliz, pero no nos ponemos de acuerdo ,todos opinamos, recomendamos, pero no escuchamos a los que saben y que nos pueden sacar a camino, sólo porque entendemos que insultándonos descalificándonos, satanizándonos lograremos lo que  nos hace falta para desarrollarnos. ! Que infelices somos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *