Hipólito Mejía, el “Chacumbele” dominicano…

Tomado de al Momento. Net

imagen

Danilo Medija junto a Hipólito Mejía en Santiago.
 “El pobre Chacumbele, él mismito se mató”. Así canta la canción y dice el dicho. Ramón Chacón Vélez (Chacumbele) nació el 9 de noviembre del año 1912 en Camagüey, Cuba. Alrededor de los catorce años empezó a interesarse en los circos que pasaban por su pueblo y soñaba con ser trapecista.
El 9 de noviembre de 1932, día en que cumple 20 años, el poblado de Santa Cruz del Sur es literalmente borrado del mapa por un ciclón avasallador que sepultó totalmente la ciudad, sumergiéndola bajo agua y dejando miles de muertos. El joven y su perra Lolita logran salvarse trepándose a un enorme algarrobo que crecía en el patio de su casa.

Un día en que estaba “Chacumbele” en su acto de la cuerda floja con Lolita, contempló desde los aires a Llona, su amor frenético, y a Harry Silver besándose. Fue tal su rabia que perdió el equilibrio y cayó al suelo llevándose consigo a su perrita Lolita, la cual murió al instante aplastada por él, salvándole la vida.

“Chacumbele” pasó seis meses en el hospital con varias fracturas y sumido en una profunda depresión,. A su salida fue imposible retornar al circo, había quedado cojo y sin fuerzas en las manos a consecuencia de la caída. Su tío Urbano le consigue trabajo en la policía y le es asignado un puesto patrullando el Parque Central, Por coincidencia del destino, regresó al mismo parque que lo vio llegar a La Habana. Una noche de abril se quitó la vida con su pistola de policía. Así termina la historia de un pobre muchacho que se salvó de morir en el ciclón, llegó a la cúspide de la fama en el Circo Santos y Artigas, pero terminó matándose él mismo.

CHACUMBELE DOMINICANO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *