A Robertina Moreta, doña Palcia en el día Internacional de la Mujer

Hoy día Internacional de la mujer, dedico este trabajo modificado porque ya lo habia publicado hace un año, como homenaje a una mujer luchadora, laboriosa que levantó a sus hijos con mucho sacrificios y que le ha legado su herencia de mujer honesta, trabajadora y de fe porque todos la han seguido en los caminos del Señor por lo que ella se siente feliz y agradecida de  Dios y la vida. A Robertina Moreta viuda Piñeyro,(doña Palcia) mis respetos, cariño y agradecimientos…

POR : ALEJANDRO SANTANA

Robertina Moreta, doña Parcia, mujer de fe de carácter fuerte, pero de un gran corazón y amor al prójimo, está cumpliendo 102 años

Hablar del siglo más un año de vida de Robertina Moreta es como si dijera que para este año la primera intervención Norteamericana, sobrepasa el siglo.

Pero si digo que doña Parcia, la mamá de Melania y Pedro Piñeyro, este próximo domingo estará cumpliendo ciento dos años, me estoy refiriendo a una mujer de fe que  transitó más de la mitad de su vida  con grandes sacrificios.

Robertina Moreta, doña Parcia , junto a su primer hijo, Pedro Piñeyro, pastor de Iglesias Buenas Nuevas, su esposa Nelly, una pastora y una hermana de la fe cristiana

Doña Parcia, nació en  el municipio  de Paraíso un once de marzo de 1916 cuando ninguna comunidad del sur del país contaba con luz eléctrica, sin acueducto y sin las más mínimas  comodidades. La primera de cinco hermanos

Cuando el trayecto de un lugar a otro se hacía a lomo de mula y el agua se buscaba en los ríos  en calabazas y había que cultivar la tierra para comer.

Doña Parcia pasa su juventud en los quehaceres propios de los hogares de campo, fajada de mañana a tarde, ya en edad de matrimonio se une en matrimonio con el señor Gilberto Piñeyro Suero con quien procrea 7 hijos.

Pasa a vivir en esta ciudad de Barahona, durante más de veinte años laboró como conserje en la escuela Primaria Leonor Ferltz, una escuela de unas diez aulas con el piso de concreto sin pulir y el que todos los días debía lucir completamente limpio.

Ahí está doña Parcia , promoviendo a Barahona con Cristo, como lo ha hecho a lo largo de su vida, su consejo de siempre, !Busca de Cristo!

Recuerda el rígido horario en que todos los días laboraba, de seis a una y de dos a seis de la tarde devengando un salario que apenas le alcanzaba para sobrevivir.

 

Es pensionada de Educación con un salario de 5.mil14 pesos, como premio a su más de 20 años de labores ininterrumpidas.

Robertina Moreta fue y es una señora de carácter fuerte, con la verdad siempre en la punta de la lengua, severa en la crianza de sus siete hijos, fue  siempre  el timón de su casa nada se movía ni no era con su consentimiento.

Sus hijos han sido ejemplo, nunca fue a la puerta de un cuartel a saber de alguno de ellos, nunca se peleó con un vecino por travesura de muchachos, de hecho los suyos siempre estaban en su casa aún en los peores días en que la comida no estaba temprano ellos se mantenían en su hogar.

En el año de  1963 se convierte a la fe cristiana, donde ha permanecido sin flaquear y el señor la ha bendecido, sus siete hijos  han seguido su camino de fe, de hecho tres de ellos son pastores y los otros cuatro están congregados y fieles a su religión y creencia.

En el camino de su fe ha llegado donde siempre quiso ir desde que se inicio en los conocimientos de la Biblia, fue a Jerusalén a conocer los caminos que anduvo Jesús en su ministerio en la tierra.

Ha vivido en Estados Unidos, de hecho es ciudadana de ese país, pero sus compromisos de evangelizar la han mantenido atada a su país, dice que fue a esa Nación como todo imigrante detrás del sueño americano, pero descubrió que el de ella se encontraba en su país junto a sus hermanos de fe.

Como ser humano se siente realizada, dice tenerlo todo y su mayor tesoro es Dios y sus hijos nietos y bisnietos, dice ser feliz porque sus hijos todos adoran a Dios.

Dice sentir una gran preocupación por tantos jóvenes que andan los caminos de la vida sin Cristo en sus corazones, agregando que el mundo de inseguridades y delincuencia en que vivimos la atormenta y que todos los días ruega a Dios porque concentre en su redil a tantos seres humanos que no tienen a Dios en sus corazones.

Doña parcia en la actualidad  no tiene la visión, pero sus otros sentidos se mantienen intactos, tiene una mente prodigiosa y una salud adaptada a sus años y a tantos sacrificios que vivió en sus años de juventud cuando se dedicó a criar y educar a sus hijos.

Siete hijos, todos formados en alguna carrera Universitaria, U,  Oficio y lo más que la enaltece es que todos siguen los caminos de Dios, tres de ellos son pastores.

Pedro Piñeyro, pastor  de Iglesias Buenas Nuevas, Luis Eduardo,)Dito), pastor y José Piñeyro, siguen Julio Cesar , Checho, Melania Eunice, Alicia, y Victoriana, Mayra todos  congregados y firme, a todos los crió en un barrio y  los educó en valores y lo dice con satisfacción, Son Honestos y están en el camino de Dios, he sido bendecida por ese Cristo a quien sirvo,

Está clara que a su edad, le llegará la hora en cualquier momento, pero está preparada para la segunda venida del Señor y si muere antes también se gozará porque estará en el  reino de los cielos donde van los que les han servido a él

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *