Mis reflexiones sobre el  director regional de Obras Publicas  que actúa como una golondrina solitaria

 

 

POR: ALEJANDRO SANTANA

Realmente no entiendo las posturas del director regional de Obras Publicas, licenciado Carlos García con relación a los problemas de la municipalidad.

En las  publicaciones en su cuenta de facebook, vive destacando debilidades  del Alcalde Municipal, dejando claro que no se repone del momento político que le tocó vivir cuando una alianza de su partido no lo respaldó en sus aspiraciones como Sindico Municipal porque el actual hubiera aspirado a otra posición electoral

Todos sabemos que tenía unas aspiraciones que de no haber sido por la gran alianza del PRD y PLD, el hubiera sido el actual Alcalde del Municipio.

Pero en política las cosas marchan acorde a las conveniencias del momento y los pactos políticos sacrifican a algunos y a otros benefician.

El profesor Juan Bosch, quien debió ser el guía inspirador de todos los peledeistas dijo con mucho acierto:  ¡En política nuestros adversarios más aguerridos pueden ser nuestros grandes aliados en un momento dado!

Carlos García, miembro fundador del PLD en esta demarcación al parecer no conoce esa parte de la realidad política dominicana donde se hacen acuerdos para ganar unas elecciones sin importar a quien haya que eliminar, porque la razón de las alianzas es ganar a como de lugar.

En esa intríngulis de la política el PLD y el PRD hicieron alianza a nivel nacional y en esta demarcación repetimos a un sindico que lleva varios periodos al frente de la cosa municipal del cual  algunos dicen que no ha hecho nada, pero siempre que ha aspirado ha ganado, como se gana en nuestro país, con votos.

Esa gran alianza ala que me refiero pudo haber cambiado la percepción de la gente, porque para asegurar resultados favorables esos partidos se aliaron y prometieron las obras necesarias para nuestro desarrollo y que la Alcaldía por razones económicas no había podido  realizar.

Votamos creyendo que realmente se harían las obras que estamos demandando desde hace varios años y que solo el ejecutivo podría realizar porque requieren de grandes recursos que el cabildo no  maneja.

Pero paradojas del destino, Carlos García que es uno de los signatarios de la alianza en esta demarcación antes que sumarse se ha llenado de resentimientos personales  a parte de los políticos y en vez de casarse con la gloria solo vive destacando debilidades del Cabildo, debilidades que su partido prometió resolver inyectando recursos.

Entiendo que si Carlos García hubiera interpretado la realidad del momento político en que vivimos estuviera de la mano con la Alcaldía realizando los trabajos que está desarrollando y su accionar  daría mejores resultados.

Pero, solo se ha dedicado a agredir verbalmente a la Alcaldía y obviar los acuerdos políticos que hoy lo mantienen en la dirección regional de Obras Publicas como una golondrina solitaria.

El asunto es tal que en el barrio de Canta la Rana Obras Publicas, el Ministro Gonzalo Castillo y Tavito Subervi mantienen una alianza de trabajos que está dando sus frutos, pero Carlos el director regional de Obras Publicas no se adhiere a ellos.

Al parecer Obras Publicas la del Ministro Gonzalo Castillo y Obras Publicas la de Carlos García piensan diferentes para desgracia de Barahona.

Parece que la rabia  de Carlos en tan grande que hasta actúa  paralelamente a las posturas y acciones de su jefe inmediato, ¡cosas de la vida!

Mientras los barahoneros nos estamos perdiendo la oportunidad de que Obras Publicas, dirección regional que maneje mayor presupuesto que el Cabildo esté de la mono con la municipalidad beneficiándonos como se nos prometió en las pasadas elecciones.

Al parecer nuestro director regional de Obras Publicas no ha entendido que en política las acciones deben ser encaminadas para beneficiar a los ciudadanos en sentido general y que las aspiraciones personales tienen su momento y que en la medida en que entendamos lo que dijo Juan Bosch cuando hablo de alianza  nos podría ir mejor en el futuro.

No es hora de echar por tierra la alianza que  nos motivo a votar por el PLD y el PRD, motivados por las promesas de que se nos haría lo que el Cabildo local no había podido realizar por falta de recursos.

Tavito nunca ha  desconocido ni  satanizado esa alianza y nunca se ha referido a Carlos García con resentimiento y cuando se le ha cuestionado sobre la manera  unilateral en que la dirección regional de Obras Publica realiza sus labores dice que sigue confiado en que el Presidente Medina en su oportunidad nos hará lo que en campaña se nos prometió.

Reconoce que esas promesas no sólo fueron a él sino que fueron a todos los barahoneros destacando que él como político está adherido a esa alianza que benefició en esta demarcación a ambos partidos.

Dice no tener enemigos, solo diferencias políticas que no llegan a lo personal porque su formación está sustentada en el respeto  y la valoración a los demás como seres humanos  destacando estar conscientes en que los enemigos políticos de hoy pueden ser los grandes aliados del mañana frente a una eventual coyuntura electoral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *