¿Cuántos quieren el encendido del arbolito  del Arco de Triunfo para disfrutarlo y cuantos para la critica¿  ¡tengo una propuesta!

 

POR: ALEJANDRO SANTANA

Lamentablemente Barahona es un pueblo, mi pueblo donde las criticas están a la orden del día, las reclamaciones también.

¿Qué el arbolito ¿cuándo lo encenderán¿ si se enciende temprano criticamos que haya sido de esa forma tan desesperada y a seguida salen los comentarios desafortunados.

Querían robarse  los cuartos, son unos ladrones, mira cuánto ha costado, y los periodistas comprados no dicen nada, claro que van a decir si el Sindico le saca su parte.

Y ustedes saben cuánto se gastaron en ese disparate, tres millones de pesos, ni que hayan ido a la luna a comprar los adornos.

Se jodió este pueblo con tantos ladrones, las calles sucias, nunca tenemos electricidad, pero tampoco agua en los barrios y gastar tres millones de pesos en una vaina que ya en enero  lo desmantelarán.

Y  de repente sale alguien diciendo, cuando fueron a comprar los adornos a Puerto Rico yo fui con ellos en el Ferri y sólo gastaron cien mil pesos y si alguien les pregunta, pero fuiste con ellos de compra, responden no pero yo vivo allá y allá las cosas no son tan caras.

Yo no vuelvo a votar por esos  desgraciados ladrones que solo nos usan para que los pongamos ahí pa` robarse los cuartos.

Para la generalidad de los dominicanos, los funcionarios todos son ladrones y entienden que en las Instituciones los cuartos están en un rincón donde es fácil solo ir a coger.

Desconocen que robar en algunas partes nunca ha sido tan fácil y que para lograrlo hay que estar confabulado con muchos, pero sólo decimos fulano es un ladrón cuando pudiéramos decir , son ladrones.

Ser aunque sea regidor en este pueblo es difícil y hay que tener un temperamento igual al de Job el de la Biblia, porque en nuestro pueblo todos somos analistas, conocedores hasta de las intimidades de los funcionarios y hasta le fabricamos situaciones enojosas.

Pero lo más cercano a la desfachatez que conocemos es que los que más les endilgan hazañas, dicen ser sus amigos, el Sindico es mi amigo, el Gobernador ese si es un hombre, ese es mi gran amigo.

Pero todo se pone peor en los comentarios y criterios, cuando hablan del Senador o de los Diputados, ese Senador es un “desgraciao’’ en las elecciones vino a mi casa se sentó en esa silla que tu vez ahí sucia y desbaratada, cargo al más pequeño de mis hijos lleno de mosco y hasta lo beso, eso si me regaló 500 pesos  y a mi mujer le dio mil y al carajito que cargó le dio para que le compremos unos zapatos, voté por él, pero no lo he vuelto a ver más.

Ay, tú no me hables de esos Diputados, hay una Diputada que  no dejaba tranquila a mi mujer ni a las mujeres del barrio, las mandaba a buscar hasta en las noches para reuniones y las metía a su casa  como si fueran de la familia, pero ahora ni siquiera una canastilla para mi nieta que está preñada del tiguere ese.

No son exageraciones mías, todos los barahoneros que tengan los pies sobre la tierra saben de esas situaciones, conocemos esas maneras de nuestros políticos.

Pero pese a todo este rosario de situaciones, todos quieren ser síndicos, regidores, Senadores, Diputados, influyentes para sentirse importante y entender que están por encima del bien y el mal, bueno sus vidas cambian.

Mi propuesta con relación al arbolito de  Arco de Triunfo en estas navidades.

Evitemosnos las criticas en ese sentido el dinero que se gastará en el encendido  alegórico a las navidades en el  Arco de triunfo vamos a invertirlo en los pobres de los barrios más necesitados.

Focalicemos  unas tres o cuatro familias de sectores de la ciudad, los más pobres, esos que al sol de hoy no tienen su cena navideña segura y solucionemosle esa parte a fin de que por lo menos en esta fecha la pasen felices, claro que seguirán pobres, pero ellos también tienen el derecho a disfrutar de las navidades.

Hagamos acopio de lo que la Biblia, la palabra de Dios establece en uno de sus mandatos, seamos solidarios, miremos a nuestro prójimo, invitemos a nuestra mesa a los humildes porque de ellos será el Reino de los Cielos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *