La Policía en Barahona es ciega, sorda y ahora… mentirosa.

Por David Ramírez (David Barahonero).

Al caer la noche, en muchos barrios pobres de Barahona, como Pueblo Nuevo, Camboya y Baitoita, arropados por el manto oscuro debido a los prolongados apagones, se escuchan ráfagas de disparos que atemorizan hasta el más “guapo” del barrio.

No es un secreto para nadie que en dichas zonas operan bandas de delincuentes que controlan y se disputan puntos calientes de drogas. La Policia tiene detalle de esos eventos, pero no actúa para poner fin a esa situación y peor aún, se hacen los ciegos y sordos a las denuncias de los residentes de esos barrios.

Cuando ocurren enfrentamientos y tiroteos entre bandas por los puntos de drogas, los residentes llaman a la Policía, pero no llegan. Lo peor es que ya los residentes en esos barrios se están acostumbrando a vivir de esa forma, muchos prefieren callar y vivir como presos en sus propios hogares, encerrados por temor a los delincuentes, en definitiva, han terminado por aceptar como irremediable que la ciudad tiene una policia inútil, que no puede garantizar la seguridad y tranqulidad de nadie, un cuerpo policial bueno para nada.

En las principales vías de Barahona, bandas de delincuentes se pasean a sus anchas, al parecer invisibles para las patrullas policiales, Sin reparar lugar ni hora, atracan a los inocentes ciudadanos e hiriendo aquellos que se resisten a sus fechorías. Otra banda (o tal vez la misma), roba en negocios y viviendas en horas de la madrugada. El desempeño de la policia en Barahona ha sido poco o nada efectivo en cuanto atender las querellas o las denuncias públicas de los ciudadanos.

Presentar una denuncia o querella en los cuarteles policiales en Barahona se ha convertido en un autentico calvario. En la mayoría de los casos el policia de guardia casi nunca te presta atención o debes pasar un largo tiempo sentado en el banco antes de tramitarte la querella. Para el ciudadano común ese trámite policial cuesta más la sal que el chivo.

Ahora la policia asegura públicamente no conocer nada sobre las actividades de los delincuentes en las calles de Barahona porque no reciben denuncias o querellas de aquellas fechorías, por lo visto ya no son ciegos y sordos, ahora son mentirosos.

Los ciudadanos barahoneros sí acuden a poner las querellas, pero la burocracia e ineptitud de la Policía los espanta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *