Obras Públicas, Gonzalo Castillo y las  4 patas del perro

 

POR: ALEJANDRO SANTANA

El Ministerio de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, su Ministro, al parecer no conocen el viejo y sabio refrán del pueblo llano: El perro tiene cuatro patas y anda un solo camino.

Este razonamiento es en razón de que hace alrededor de un mes en la inauguración de la escuela Profesor Benjamín González del barrio Riochil de esta ciudad de Barahona, anunció en presencia  del Presidente de la República o por mandato  de este que todas las calles de ese sector, del barrio Enriquillo, Baitoita y Don Bosco, serian asfaltadas en su totalidad.

Al otro día nos impactó todo el aparataje de maquinarias del Ministerio de Obras Públicas, remoción de escombros, limpiezas de las vías, preparación para asfaltado y todo lo relacionado a esas labores.

Muchos en estos barrios celebramos el anunció y como estaba presente el Presidente de la República entendimos que ahora el asunto iba en serio, tres días de mucho movimiento, ingenieros, técnicos, obreros maquinarias y ya.

 

Todo quedó ahí, los del barrio Enriquillo que hemos visto pasar cuatro programas de asfaltado, también celebramos aunque  con dudas debido a que desde el Ayuntamiento Municipal no se han dignado en construir las aceras y contenes necesarios para el asfaltado aunque en las pasadas elecciones ese programa se inició en uno de los pedazos de calles que nos quedan sin asfaltar.

Nos engañaron se podría decir y podríamos decir que desde el ayuntamiento  en las pasadas elecciones se nos engañó porque se destinó al Ingeniero Ángel Macías para construir los contenes y las aceras y solo lo realizó en uno de los pedazos de calles que tenemos sin asfaltar.

Desde el Ministerio de Obras Públicas, su Ministro y en presencia del Presidente de la República se nos hizo la promesa de que todas las calles del barrio serian asfaltadas y al final, buche y plumas, también podríamos decir que desde ahí se nos engañó también y esta vez con la complicidad de nuestro señor Presidente.

No se cumple con una promesa, no se termina un trabajo y se van a otro escenario a realizar promesas en el mismo sentido, es como desconocer que el perro tiene cuatro patas y anda un solo camino.

Ahora la promesa está en el Municipio de Cabral, su síndico que por fin  apareció, anuncia con bombos y platillos que  el Ministro de Obras Públicas les asfaltará todas las calles del lugar.

En quién confiaremos los de estos barrios pobres en lo adelante, entiendo que en nadie porque si hasta el Presidente de la República se presta para patentizar una mentira .

Y desde el Ministerio de Obras Públicas se desconoce que el perro tiene cuatro patas y solo anda un camino no hay solución a la vista, pero seguiremos esperando pacientemente  a ver si entienden que deben ser más honestos con los votantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *