Una llamada que me alegró la vida

POR:ALEJANDRO SANTANA

Las llamadas nocturnas  son desconcertantes, siempre la  primera impresión es que  están ligadas a una mala noticia, nos apresuramos  en contestar, esperamos  se nos  diga  algo doloroso.

Pero la llamada de hoy martes, 28 de agosto, a las nueve 48  fue una de esas llamadas donde uno tiene registrado el nombre del sueño del móvil de donde nos llaman.

Maestro Santos Silá, eterno camarada, excelente amigo

¡Es el camarada! me dije cuando vi su nombre en la pantalla, José Alcántara Reyes,(Santo Silá) un entrañable amigo que yo  entendía que aún andaba de viaje con relación a su  graduación  y nueva investidura.

Era para hablarme de un artículo que publiqué la tarde de este mismo miércoles 28 de agosto con el título: Para la familia del profesor Benjamín González este podría ser un buen día, pero no es así.

Me refería al hecho de que el Presidente de la República, el Ministerio de Educación conjuntamente con las autoridades locales se encontraban inaugurando un centro educativo que lleva el nombre de ese ilustre maestro, pero la familia no fue invitada, ellos se enteraron por los medios.

De una forma u otra critiqué el hecho de que no se hubiera invitado a su viuda, una mujer integra, madre y esposa ejemplar a una actividad donde se honraba a su difunto esposo.

La llamada fue para comunicarme que desde la Regional de Educación,01-03, se habían hecho indigentes esfuerzos por contactar a la familia de tan ilustre maestro, Don Benjamín González, pero ellos no sabían donde Vivían.

Doña Dora Santana Batista, la viuda del profesor Benjamín Gónzalez cuyo nombre fue honrado al inaugurarse un centro educativo que lleva su nombre, pero a ella no la invitaron, no supieron donde vivia, desliz salvado con la llamada de Santos Silá

Le dije que en el mismo lugar de siempre, donde hace más de 50 años que el profesor González edificó la morada para su familia.

Hice el esfuerzo por ubicarlo, pero realmente el no conoce el lugar y yo lo entiendo porque sus años mozos en que pudo aprovechar para marotear por esos lares, los dedicó a la Revolución.

Siendo aún un niño fue el responsable de distribuir los primeros panfletos donde Barahona reclamaba  una extensión de la UASD, su vida de mozo la utilizó para manosear los panfletos y libros que hablaban de cambios sociales,(digo todo esto para dejar claro que creo en suhonestidad).

En esencia la llamada fue para ponerme en conocimiento de que no se pudo localizar a la familia del profesor González y darme una muy buena noticia que debía yo comunicar a la viuda e hijos.

¡Se hará un homenaje póstumo a todos esos maestros fallecidos que sus nombres enaltecen a varios centros educativos que se han inaugurado en la región.

Le agradecí la disposición en tal sentido, pero aproveché la ocasión para  pedirle que desde el Ministerio  de Educación  y su amistad con el Ministro Navarro, hiciera las diligencias a ver si a Dora Santana Batista la viuda del profesor Benjamín Batista, se le pagan dos años del alquiler del local  donde funcionó durante tantos años  la escuela Virgilio Peláez en la Duarte 37.

Que se le repare ese local que ha sido saqueado luego que el Ministerio mudó la escuela Virgilio Peláez a su nuevo  edificio de la calle General Cabral esquina Donantes  e Independencia.

La llamada me alegró la vida, pero dejó en mí un sabor agri dulce por el hecho de que el profesor Benjamín González, maestro honesto, integró buen amigo y vecino, fue uno de los fundadores del Partido de la Liberación Dominicana.

Que fue uno de sus circulistas, que fue uno de los que mientras el PLD se mantuvo en la oposición se dedicaron a vender el periódico Vanguardia del Pueblo, pero que hoy  viejos compañeros desconozcan que la Viuda González vive en la misma casa que su difundo esposo construyó con mucho amor hace más de 50 años…Cosas de la vida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *