¿Dolor de cabeza? ¿puntos en la vista? Cómo saber si el eclipse solar dañó tu visión de forma permanente

  • 22 agosto 2017
EclipseDerechos de autor de la imagenREUTERS
El número de llamadas a los hospitales de ese país tras el eclipse ha sido considerable.

El eclipse terminó. Hiciste tus fotos, las colgaste en tus redes sociales e incluso, miraste directamente al sol, justo lo que los médicos te habían recomendado que no hicieras.

Tal vez utilizaste gafas con filtro solar, pero no sabes si cumplían las normas internacionales.

O quizás sí usaste las gafas adecuadas pero desde ese día te duele la cabeza, tienes puntos en la vista y visión borrosa.

Entonces, ¿cómo saber si se dañó irreparablemente tu retina?

Es la pregunta que se hacen miles de estadounidenses y latinoamericanos este martes luego de contemplar el eclipse solar del 21 de agosto.

Según Russel van Gelder, presidente de la Sociedad Estadounidense de Oftalmología, el número de llamadas a los hospitales de ese país tras el eclipse ha sido considerable.

¿La causa? La preocupación de que la observación del eclipse pueda haberles afectado la visión.

trumpDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionEl presidente de Estados Unidos, Donald Trump, estuvo entre los que miró el eclipse sin protección.

“Muchas personas han llamado o han acudido a los servicios de emergencias porque creen que pudieron sufrir daños en la retina. No podría dar un número exacto, pero podría afirmar que la cifra es considerable”, aseguró a BBC Mundo.

Gelder asegura, no obstante, que el peligro de mirar directamente al Sol no siempre aparece en las primeras horas de exposición, sino que, en ocasiones se manifiestan días, semanas y hasta meses después.

“La retina, que es la principal estructura del ojo afectada por el sol, no tiene sensores de dolor y por eso muchas veces no nos damos cuenta que tiene daños irreparables”, dice.

Entonces, ¿cómo saberlo?

Atención a los síntomas

retinaDerechos de autor de la imagenAFP
Image captionLa retina es el principal tejido del ojo afectado por la radiación solar. Puede, literalmente, “achicharrarse”.

Gelder explica que para saber si el eclipse  afectó tu visión, lo fundamental es que estés atento a ciertos síntomas que pueden manifestar que tu retina se ha quemado en alguna medida.

“Una de las señales más evidentes es la aparición de un punto ciego en los ojos, generalmente en el campo central de la visión. Hay descripciones de personas con visión borrosa y dolor de cabeza como síntomas iniciales de exposición al sol”, comenta.

Unido a la visión borrosa, Gelder señala otros síntomas que pueden evidenciar daño a tus ojos, como ver imágenes distorsionadas, ver objetos más pequeños de lo que en realidad son o disfunciones en la percepción del color.

Pero no son síntomas, aclara, que necesariamente señalen una afección irreversible.

De hecho, según explica Ralph Chou, profesor emérito de Optometría y Visión de la Universidad de Waterloo en Canadá, los daños irreparables a la retina dependen de varios factores y son generalmente acumulativos.

ojo

“En algunos casos encontramos que la pérdida de visión es permanente si el daño se acumula más allá de un cierto nivel”, explica a BBC Mundo Chou, quien también es presidente de la Real Sociedad de Astronomía de Canadá.

“Lo que hemos encontrado en distintos estudios es que de la gente que sufre lesiones por eclipses, el 50% se recupera y el otro 50% sigue sufriendo en forma permanente algún tipo de pérdida de visión”, afirma.

¿El mal mayor?

Gelder explica que el daño mayor que puede provocar la exposición al Sol durante un eclipse es generalmente una enfermedad denominada retinopatía solar, que consiste en que la radiación “achicharra”, literalmente, la retina.

No obstante, aclara que en algunos casos, los síntomas desaparecer en tres o seis meses incluso sin tratamiento médico.

En otros casos, según Chou, los daños son irreversibles y pueden provocar déficit visual en distintos grados.

De acuerdo con Gelder, desde ayer, una de las principales causas por las que los estadounidenses han acudido a los servicios de urgencias son los dolores de cabeza.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *