La foto de la delincuencia o  la actitud de periodistas cobardes

 

POR: ALEJANDRO SANTANA

 

 

Desde hace días en las redes sociales está circulando una foto tomada en el panteón de un joven muerto en el 2015, se ve claramente el nombre del difunto y posando para las cámaras varios  adolescentes, portando armas de fuego.

 

Ellos se denominan  ¨banda Los Súper Gatos¨, así lo dice la publicación.  Aunque  se había publicado en el muro de un usuario de Facebook, tomado luego por una página digital y luego por varias páginas más.

Alguien me enseñó en horas de la tarde de este jueves, la foto de cuatro niños con las caras cubiertas como debe ser, aunque se publicaba el enlace donde aparecían sin las caras cubiertas.

En realidad, la foto de los mozalbetes, es de unos doce  en total y se le ve portando armas de fuego, sin la más mínima preocupación.

Entiendo que su seguridad exhibida en la foto donde portan armas, es producto de la inocencia ya que todos sabemos que salir en una fotografía comprometedora tiene sus consecuencias.

Hay preguntas que debemos hacernos:

¿Dónde están los padres de esos jóvenes?

 

¿Los de la Fiscalía de Niños, niñas y adolescentes, no ven lo que pasa en las redes?

 

¿Qué pasa con esta sociedad que ve como algo normal que nuestros  imberbes  tengan armas de fuego, las exhiban y hasta tengan nombres de bandas de delincuentes?

Hay más preguntas y esta debo yo contestarla, porque me llamó desde Santo Domingo un amigo comunicador y me preguntó. ¿Dónde estaban los periodistas de Barahona que no se habían hecho eco de eso.

Mi respuesta en torno al caso: en ciudades pequeñas como Barahona,  donde todos nos conocemos y donde los delincuentes tienen tanta facilidad para matar al que les haga sombra, hay que cuidarse.

Mi amigo me esgrime un concepto del ejercicio periodístico !El miedo no debe ser la razón porque el hacer periodismo está basado en el hecho de que si alguno cae, el otro levanta  la bandera del caído!

Conozco ese postulado, pero si me cuido y no muero a destiempo puedo seguir haciendo aportes.

En el gobierno del doctor Joaquín Balaguer muchos pasaron a ser  ¡mártires de la Prensa!, y me pregunto, ¿para qué? si después que ellos desaparecieron  en el ejercicio  se han anidado muchas alimañas y les han sacado grandes beneficios haciendo daño al buen ejercicio.

Yo entiendo el porqué muchos de mis colegas no han subido la foto ni han hecho mención de la nota de esos jovencitos desubicados  que desconociendo que esa foto los puede sentar en el banquillo de los acusados, en el tribunal correspondiente, han hacho alarde de bandoleros sin serlo porque sus caras lo que denota es inocencia.

Mi punto de vista al escribir esta opinión,  es que no creo que esos imberbes sean delincuentes, más bien creo que son jóvenes que no tienen padres responsables que los guíen por el camino del bien, que nuestras autoridades se hacen de la vista gorda y que la sociedad asiste al entierro de los nobles valores, la buena educación, los principios, la nobleza y los valores morales.

No creo que la foto que se exhibe en las redes sea la foto de niños delincuentes, pero tan poco creo que la falta de atención a la nota por parte de los periodistas sea de cobardía, más bien es observancia de las leyes que en la actualidad han dado derechos supremos a nuestros menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *