Un análisis muy juicioso del director de El Biran de NY,POR LO QUE  LO REPRODUCIMOS

por Frank Jiménez

A muchos de los hispanos que vivimos en los USA nos mueve una pena muy honda, luego de las pasadas elecciones del pasado 8 de Noviembre en el que resultó electo como nuevo presidente de esta gran nación el multimillonario Donald Trump.

 

Han pasado varios días y todavía la gente no sale del asombro, ya que fue un triunfo contra todo pronostico en unas elecciones matizadas por un discurso de odio, de acusaciones de corrupción, evasiones fiscales y un sinnúmero de controversias que despertaron una realidad dormida en una gran mayoría de norteamericanos conservadores que no perdonaran nunca el ascenso al poder de un presidente de color, que haya repetido en su mandato y que haya terminado con una popularidad en ascenso.

 

Durante la campaña por la Casa Blanca, la batalla frontal entre los candidatos, la focalización de propuestas sobre políticas de Estado fueron escasas al tener un candidato Republicano cuyo objetivo era lograr el desprestigio de su oponente, manteniéndose a la ofensiva y una candidata Demócrata en la defensiva y contraofensiva atacando las debilidades que eran la fortaleza de su contrario, llevando las encuestas en un estrecho margen.

 

De los ataques personales, el referente a los “email” de la candidata Hillary Clinton apuntaban como la Espada de Damocles sobre su cabeza y fueron los email los que exactamente redujeron el margen ganador de la Clinton cuando el jefe del FBI James Comey hizo el anuncio de la investigación que se llevaba a cabo a los correos con el uso de un servidor privado. (Hillary Clinton acusó este sábado al jefe de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, de su derrota electoral, al considerar que le asestó un duro golpe a su campaña tras anunciar la reapertura de la investigación sobre sus correos electrónicos)

 

 

Para nosotros lo mas preocupante de estas elecciones no ha sido quien las ganó y como las ganó…lo que preocupa es terminar un proceso eleccionario con grandes heridas y una profunda división por el marcado discurso de odio que ha sido el nuevo estandarte de sectores recalcitrantes que se hicieron notar con más fuerza luego de su infame victoria, llevando el medio y las amenazas en contra de las minorías de este USA.

A diario vemos manifestaciones por toda la nación por la actitud racista de Trump y sus seguidores a través de todos los Estados del país y que le han dado vigencia a la idea de la revuelta de la “América Blanca” entre los que están el Ku Ku Klan, la Supremacía Blanca, los Redneck etc. teniendo como respuesta el nombramiento de reconocidos racistas en la estructura del nuevo gabinete.

 

Lo penoso de todo esto, es ver a muchos que se han “tragado” este caramelito envenenado y que salen a defender el desafortunado discurso de Trump, cuando ellos mismos pueden ser afectados directamente, no porque estén ilegales en esta país, sino porque por mas americanos que sean, son parte de esa gran minoría que esta siendo vilipendiada a diario en cada rincón de EUA sin importar los grandes elogios que le demos diariamente al millonario presidente